<h5>-anon06122017</h5>
&nbsp;

<strong>C</strong>ontención, contención,

contención,

contención,

contención,

contención,

y así siglos…
<strong>L</strong>os puntos de fuga se abren.

<strong>S</strong>uceden derrames y explosiones.

<strong>L</strong>a gente engolosinada. <strong>T</strong>ragamos tanto como nuestros cuerpos y nuestros corazones nos permiten, y luego cagamos un montón.

<strong>N</strong>o me avergüenza ser un animal. <strong>H</strong>onro mis instintos. <strong>C</strong>omo yo ha habido miles de
millones. <strong>T</strong>odos egoístas. <strong>L</strong>o hago porque puedo, lo que me cuesta, es encontrar los
límites, controlarme. <strong>T</strong>ampoco logro entender a cabalidad por qué debo hacerlo.

<strong>N</strong>o dejo de pensar: <strong>T</strong>ambién quiero volar en piloto automático.

¿Qué se yo lo que es vivir en medio de la guerra?

<strong>U</strong>na palabra nació y quién sabe cómo. <b>Q</b>uizá alguien sabía pero ya se murió.

<img class=»alignnone size-full wp-image-477″ src=»https://noteuh.net/wp-content/uploads/2018/04/31453663_610603405959594_2584709759659671552_n.jpg» alt=»31453663_610603405959594_2584709759659671552_n» width=»809″ height=»1024″ /> Hannah Höch. 1919-1920. – 114×90 cm

<strong>V</strong>eo el año de 1920 en un planeta donde nada tenía sentido y la realidad se desmoronaba día a noche. <strong>N</strong>o quedaba ya casi nada. <strong>A</strong>llá todos los días hay fiesta de disfraces. <strong>A</strong> veces brilla alguien y a veces no brilla nadie.<strong> N</strong>o por sus formas, tamaños o colores, sino por lo que representan en el momento. <strong>C</strong>omo ahorita, por ejemplo, que para mis ojos casi toda la gente que está frente a mí no son más que desconocidos. Como famosos vestidos de gente normal en baja resolución.

<strong>R</strong>obar, asesinar y violar es hacer justicia por la propia mano en un lugar y tiempo en dónde todo está prohibido. <strong>C</strong>ualquiera puede perder la cabeza a manos de un loco, que es tan cuerdo como para domar un elefante. <strong>A</strong>l lado de una cebraburro.

<strong>D</strong>e las bocas de los animales trasvestidos salen palabras llenas de sinsentido, que según yo entiendo y me provocan ganas de acariciar la tinta con la punta de la lengua. <strong>M</strong>e pregunto por sus volúmenes y sus aterciopeladas texturas que se suavizan al paso del tiempo. <strong>U</strong>n objeto como este puede parecer inofensivo, pero expuesto a las condiciones adecuadas puede incluso llegar a matar a alguien o un pensamiento.

<strong>E</strong>n ese mapa, en este preciso momento, si se pudiera observar con un poderoso microscopio de nuestra era, seguramente encontraríamos vida. <strong>S</strong>eres a quienes les importan poco las fronteras, porque son ciegos y porque no pueden trasladarse distancias tan largas sin la ayuda de dispositivos.

<strong>Y</strong> eso que parece que en esos disfraces sí tienen ojos. <b>P</b>ero tienen la mirada perdida, la mirada triste, la mirada de los mil metros. <strong>E</strong>stán muertos porque son sólo representaciones. <strong>V</strong>acíos de arte. <strong>C</strong>on cada vez más fábricas que producen cosas para ricos y basura para pobres.

<strong>H</strong>ay mucho pero no hay paz. <strong>H</strong>ay mucho yo ahí. <strong>Y</strong> muchos cadáveres y sombras. <strong>E</strong>l azul se ve bonito. <strong>E</strong>se color llegó a ser bien caro. <strong>H</strong>asta costar vidas.

<strong>A</strong>gradezco porque ya con el pasado muerto y toda esta paz mundial ahora sí puede
uno ponerse a trabajar en accidentes felices. <strong>V</strong>iva la vida cómoda aunque comprometa
al ser a la subnormalidad.

<strong>N</strong>o espero que se haya entendido. <strong>P</strong>ido poco, después que de antemano, disculpas por
mi alineación a la izquierda. <strong>L</strong>o que quiera que esto signifique.

<strong>D</strong>e primera impresión me gustó esta obra como para verla más tiempo. <strong>D</strong>e la autoría de la diosa del collage y el fotomontaje <strong>Hannah Höch</strong>, quien afortunadamente vive aun hoy gracias a su delicioso legado.

<strong>M</strong>e pregunto qué clase de pegamento usaba…

<strong>N</strong>o quería saber mayor cosa de la pieza antes de escribir algo sobre ella, para tratar de usar mayormente mi imaginación, incluso más que mi interpretación, pero como pasa en muchas ocasiones, no pude evitar leer el título un instante después de ver la imagen.

<strong>M</strong>e cautivó, antes que nada, su longitud. <strong>Y</strong> es que sí… <strong>S</strong>í importa. <strong>N</strong>o es fácil andar ahí por la vida, siempre estoico, sin dar de vez en cuando unos vistazos a la <strong>ficha técnica</strong> <strong>A</strong> veces más a fuerza que de ganas. <strong>S</strong>iento que la mente cuando no entiende de primera intención lo que percibe, desesperadamente busca algo de ayuda. <strong>D</strong>e todas maneras me olvidé del título y quise hacer algunas reflexiones a manera, más o menos, de escritura automática, que era una práctica que los <em><strong>dadaístas</strong></em>

<strong>L</strong>o que muchos consideran contradictorio de <em><strong>Dada</strong></em> es su crítica a la burguesía pero que finalmente eran sólo ellos, los ricos, los que tenían acceso al Arte, los que entienden los mensajes y entonces se vuelve a quedar encerrado en la élite. <strong>Q</strong>uizá la parte intelectual era la que se quedaba obtusa, porque la técnica comenzaba a dar pie a una reproductibilidad que daba mayor posibilidad de llegar a otros públicos a través del <strong>trabajo en la calle</strong><em>.</em> <strong>M</strong>e pareció lógico cuando lo escuché y luego me encontré con algo que me pareció muy inspirador, escrito desde una trinchera vecina por un sujeto estridente llamado <strong>Maples Arce</strong>:
<blockquote>“¿Qué el público no tiene recursos intelectuales para penetrar el prodigio de nuestra formidable estética dinámica? Muy bien. Que se quede en la portería o que se resigne al vaudeville. Nuestro egoísmo es ya superlativo; nuestra convicción, inquebrantable.”</blockquote>
<strong>L</strong>a técnica de collage ha gozado de enormes cambios en 100 años. <strong>P</strong>or una parte los avances en la tecnología y la fácil reproductibilidad de imágenes permite utilizar una gama más amplia de conceptos para realizar obra plástica y visual, en aquellos tiempos en dónde habían tan pocos medios impresos la temática del trabajo resultaba mucho más limitada. <strong>Q</strong>uizá de ahí haya resultado cierto interés por decir mucho más con las imágenes que ya se tenían, que el mensaje que se da en los periódicos, <strong>resignificar</strong> los mensajes de los medios a través de la plástica.

<img class=»alignnone size-full wp-image-547″ src=»https://noteuh.net/wp-content/uploads/2018/04/anton-ner.jpg» alt=»anton ner» width=»2318″ height=»3000″ /> Antòn Nerr «Sobre mi cadáver» -Impresión láser de collage plástico y digital- Arte Colectivo Anónimo
<h4>Dada</h4>
Se cocina durante toda la historia y se sirve caliente en <strong>1919</strong> en medio de ánimos caldeados en el ambiente internacional. Un montón de <strong>cambios políticos</strong>, muertos y otro tanto de propuestas artísticas convivían en Europa, punta de lanza, como siempre, en vanguardias y en todo gracias al eurocentrismo que han promovido de manera imperiosa. Cada país, con sus representantes, a veces juntos y a veces revueltos, a su propia manera dentro del estilo, engendraba incluso manifiestos distintos invadiendo al mismo tiempo que se refugiaban. Mucha obra y mucha palabra dedicada a algo que no es nada, (si me preguntan).

No por nada los Incoherentes vivieron y murieron, antes no, sin dejar un legado de ideas que se dice influyeron en<strong> Dada</strong>. Antes también los decadentes dejaron su marca trascendente en la mente de suficientes como para considerar que algo tuvieron que ver en la generación de una corriente de acción y pensamiento como <strong>Dada</strong>. Así como tuvieron que ver todas las cosas unas con otras, hasta a <strong>México</strong> llegó el gesto a los <strong>estridentistas</strong>. (Dicho sea de paso, qué buenos nombres se cargaban estas vanguardias, puro rockstar provocador).

<strong>Dada</strong> es irreverencia, humor negro,<strong> burla de lo establecido</strong>. Es una forma de vida libre, hace olas, confunde y <strong>cuestionan</strong>: ¿a dónde vamos? Muestran una vergonzosa visión del ser humano, la propia trivialidad y decadencia. Se denuncia el arte mismo y prácticas sociales, porque hacían <strong>antiarte,</strong> pero se diversificaron. Artistas multidisciplinarios y de trabajo físico e intelectual colectivo, poetas fonéticos que encontraban valor en la voz en sí misma. <em><strong>As</strong>s e<strong>ee</strong>eesf a<strong>w</strong>w<strong>w</strong>wlki<strong>o</strong>ooo <strong>p</strong> j. l</em>

&nbsp;