El Festival Internacional de Cine Guanajuato acaba de arrancar y en su segundo día de actividades, nos presentó una conferencia que demuestra que la cultura va más allá del arte.

Así, expandiendo nuestras fronteras, fuimos partícipes de la campaña “Dona Sueños, Dona Vida” en la que a través de una pequeña mesa con Adriana Louvier (actriz imagen de la campaña), Rodrigo López y Sarah Hochrealizaban una atenta invitación al público en general para convertirse en ‘héroes’ y participar en la donación de órganos.

 

 

La propuesta del GIFF junto con el Centro Estatal de Trasplantes (CETRA) se llevó a cabo en el Consejo Turístico de San Miguel de Allende, donde la concientización tomó un profundo mensaje, primeramente por ser el municipio dentro del Estado con el tercer lugar en cantidad de órganos donadosen el país, siendo inclusive de ayuda para otras entidades con el envío de los mismos.

 

Por otra parte, Adriana Louvier mostró sus razones para colaborar con la campaña, al compartir su experiencia personal sobre el fallecimiento de su padre y a quien realmente le habría gustado beneficiar a través de estos actos. Debido a ello, retomó su llamado a los jóvenes para colaborar en dicho quehacer, a través de la aplicación para móvil Donapp y el hashtag #DonaVida, mismo que funciona como promocional de la cruzada.

 

 

 

La donación de órganos es un tema de alta relevancia en el estado de Guanajuato porque como ya se mencionaba, es uno de los estados con mayor cantidad de órganos donados, tan sólo el año pasado, la entidad batió records nacionales con el alcance de 434 trasplantes de órganos“una cifra histórica a diferencia de otros años, además de alcanzar los 85 donadores de órganos” según indica la Secretaría de Salud del Estado de Guanajuato.

Un hecho que se constató con la presencia de Mario Luna, quien, después de haber sido receptor de trasplante, brindó su testimonio y al mismo tiempo agradeció la labor de la actriz, pues asegura que su imagen contribuye sin duda a que más gente sea consciente y participe de esa gran causa social.

Aun así, la tarea no es sencilla, pues las listas de espera siguen siendo muy largas, ascendiendo hasta las 14 mil personas en búsqueda de un trasplante para seguir viviendo. Por ello, la campaña nos invita a darnos cuenta de que la cultura se vive en las calles y en la vida cotidiana, y que la importante labor social que realiza el GIFF a través de este tipo de conferencias, son fundamentales para que nos hagamos conscientes de que el arte puede contribuir a la sociedad en sus muy variadas formas y que nosotros podemos colaborar, aunque sea con un simple hashtag o una aplicación.

 

 

Los invitamos a seguir donando sueños y seguir donando vida.