La historia de una mujer mexicana, empoderada, quién pese a las heridas profundas de su ser, logra formar un imperio familiar, demostrando que se puede salir adelante como mujer sin la ayuda de un hombre.

Una exreina de belleza, “Mamacita”, pide a su nieto cineasta José Pablo Estrada Torrescano, -director de la cinta documental ya mencionada, que haga una película sobre ella, puesto que la gente tiene que conocer su historia y saber que cualquier mujer puede lograr cosas grandes si se lo propone, como ella, que de las malas jugadas brindadas por la vida cuando era joven, saco el valor para triunfar.

 

Esta es la historia que el pasado viernes 20 de julio de 2018, pudimos conocer gracias a la XXI edición del Festival Internacional de Cine de Guanajuato, siendo función de la gala inaugural en el jardín principal de San Miguel de Allende, Guanajuato.

Situaciones con los machos de su vida, hacen tener a Mamacita un cierto odio y desdén hacia los hombres y así, utilizando la belleza como herramientacontra el machismo, implanta un matriarcado y una empresa familiar que sirve para darle una vida llena de lujos a la misma. Sin embargo, el dinero y todo lo que este pueda proveer, no borran las heridas del alma, y aun en las etapas finales de la vida, dónde nuestro cerebro también funciona de manera distinta, pueden atormentar con su dolor a cualquiera, por muy fuerte que se aparente ser y estar.

En el evento estuvieron presentes dos de las tías del director, quienes reconocieron la importancia que su madre consolidó en la vida de la familia, especialmente en las hijas, y la influencia que Mamacita tuvo como activistade una gran cantidad de mujeres mexicanas.

José Pablo ahora reside en Alemania, por lo cual no pudo estar presente en la gala, pero a través de un vídeo mando saludos y agradecimientos a los asistentes y al festival.

Ya finalizada la proyección del filme la gente demostró con un fuerte aplauso , adornado con pirotecnia, la aceptación al mismo.